El helado es un producto auténticamente versátil y divertido, que no debe extrañarnos su gran variedad de sabores y texturas. Prácticamente puede ser combinado con cualquier sabor, y aunque existen diferentes catálogos de helados con sabores realmente raros, o combinaciones más allá del calificativo “exótico”, siempre es interesante toparse con los que se llevan el premio.

A continuación, se enlistamos algunos helados con sabores raros, que sin duda alguna siempre habrá los aventurados en probarlos, o incluso, volverse fans:


Helado de violeta con calabaza. Una combinación bastante extraña de oírse, pero el resultado es verdaderamente memorable, tomando en cuenta el sabor peculiar de la flor.


Helado de pescado. Sin duda, uno de los candidatos al sabor más extraño del mundo de los helados. Es comercializado en Japón, y le tenemos mucha curiosidad.


Helado de tocino. A casi todo el mundo le gusta el tocino frito, y mejor aún, si está caramelizado. Este helado es lujuriosamente llamativo, y probablemente una delicia inolvidable.


Helado de ajo. No hablaremos aquí de las infinitas propiedades nutritivas y curativas que tiene este noble bulbo. El caso es que su olor y sabor poderoso, definitivamente no es para cualquiera. Es otro buen candidato al sabor más extraño.


Helado de pétalos de rosa. Nuestras fuentes indican que el origen de este helado se encuentra en Veracruz. Su sabor afrutado, dulce y suave no deja de impresionar, incluso a los paladares más entrenados.


Helado de jalapeño. Este es un helado atrevido y con mucho carácter. Perfecto para impresionar a extranjeros que creen haber superado la prueba del mango con chile piquín. Si bien no es muy común de encontrar, quien lo ha probado puede confirmar que es una de las explosiones gastronómicas más interesantes de los postres mexicanos.