Existe una gran variedad de helados, que pueden tener diferentes bases, según su origen. El estado semi sólido y pastoso es el resultado de una congelación de los ingredientes, que conservan cierto grado de temperatura, justa para ser consumidos.

Los helados pueden ser de crema, leche, leche desnatada, agua y sorbete, y su presentación final define el nombre del postre o platillo en la gastronomía popular. Dado que su preparación tiene un cierto grado de complejidad, así como también existen una gran variedad de opciones para su decoración y presentación. La homogenización de sabores en el helado es muy versátil, por lo que es común que se puedan servir acompañando varios postres como:

  • Brownies
  • Crepas y Waffles
  • Churros
  • Affogato (Café con helado)
  • Helado frito
  • Pan francés
  • Tartas